Hechos de los Apóstoles

Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Pero como él era profeta y sabía que Dios le había asegurado con juramento que se sentaría en su trono un descendiente de su sangre,   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 2, verso 30

Capítulo 13, verso 3

3 Entonces, después de haber ayunado y orado, les impusieron las manos y les enviaron.

| ayunado | después | entonces | enviaron | haber | impusieron | manos | orado |