Hechos de los Apóstoles

Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   le pedían una gracia contra él, que le hiciera trasladar a Jerusalén, mientras preparaban una celada para matarle en el camino.   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 25, verso 3

Capítulo 22, versos 17-20

17 «Habiendo vuelto a Jerusalén y estando en oración en el Templo, caí en éxtasis
18 y le vi a él que me decía: "Date prisa y marcha inmediatamente de Jerusalén, pues no recibirán tu testimonio acerca de mí."
19 Yo respondí: "Señor, ellos saben que yo andaba por las sinagogas encarcelando y azotando a los que creían en ti
20 y cuando se derramó la sangre de tu testigo Esteban, yo también me hallaba presente, y estaba de acuerdo con los que le mataban y guardaba sus vestidos."