Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Al oírlo, todos a una elevaron su voz a Dios y dijeron: «Señor, tú que hiciste el cielo y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos,   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 4, verso 24

Search results

Term: bajo • Found: 20
Había en Jerusalén hombres piadosos, que allí residían, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 5
Haré prodigios arriba en el cielo y señales abajo en la tierra.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 19
a éste, pues, Dios le resucitó librándole de los dolores del Hades, pues no era posible que quedase bajo su dominio
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 24
Les echaron mano y les pusieron bajo custodia hasta el día siguiente, pues había caído ya la tarde.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 3
Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 12
Jacob bajó a Egipto donde murió él y también nuestros padres
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 15
Nuestros padres que les sucedieron la recibieron y la introdujeron bajo el mando de Josué en el país ocupado por los gentiles, a los que Dios expulsó delante de nuestros padres, hasta los días de David,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 45
Felipe bajó a una ciudad de Samaria y les predicaba a Cristo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 5
Pedro, que andaba recorriendo todos los lugares, bajó también a visitar a los santos que habitaban en Lida.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 32
Pedro bajó donde ellos y les dijo: «Yo soy el que buscáis
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 21
Herodes le hizo buscar y al no encontrarle, procesó a los guardias y mandó ejecutarlos. Después bajó de Judea a Cesarea y se quedó allí.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 19
Desembarcó en Cesarea, subió a saludar a la Iglesia y después bajó a Antioquía.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 22
Bajó Pablo, se echó sobre él y tomándole en sus brazos dijo: «No os inquietéis, pues su alma está en él.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 10
Inmediatamente tomó consigo soldados y centuriones y bajó corriendo hacia ellos
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 32
Al amanecer, los judíos se confabularon y se comprometieron bajo anatema a no comer ni beber hasta que hubieran matado a Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 12
Estos, pues, se presentaron a los sumos sacerdotes y a los ancianos y le dijeron: «Bajo anatema nos hemos comprometido a no probar cosa alguna hasta que no hayamos dado muerte a Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 14
Pero tú no les hagas caso, pues le preparan una celada más de cuarenta hombres de entre ellos, que se han comprometido bajo anatema a no comer ni beber hasta haberle dado muerte
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 21
Cinco días después bajó el Sumo Sacerdote Ananías con algunos ancianos y un tal Tértulo, abogado, y presentaron ante el procurador acusación contra Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 1
Después de pasar entre ellos no más de ocho o diez días, bajó a Cesarea y al día siguiente se sentó en el tribunal y mandó traer a Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 6
Una vez izado el bote se emplearon los cables de refuerzo, ciñendo el casco por debajo
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 17