Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Al día siguiente se les presentó mientras estaban peleándose y trataba de ponerles en paz diciendo: "Amigos, que sois hermanos, ¿por qué os maltratáis uno a otro?"   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 7, verso 26

Search results

Term: cuando • Found: 52
Los que estaban reunidos le preguntaron: «Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 6
Y cuando llegaron subieron a la estancia superior, donde vivían, Pedro, Juan, Santiago y Andrés
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 13
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, a quien vosotros entregasteis y de quien renegasteis ante Pilato, cuando éste estaba resuelto a ponerle en libertad.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 13
Estaban hablando al pueblo, cuando se les presentaron los sacerdotes, el jefe de la guardia del Templo y los saduceos,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 1
Cuando llegaron allí los alguaciles, no los encontraron en la prisión
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 22
Cuando oyeron esto, tanto el jefe de la guardia del Templo como los sumos sacerdotes se preguntaban perplejos qué podía significar aquello.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 24
El respondió: «Hermanos y padres, escuchad. El Dios de la gloria se apareció a nuestro padre Abraham cuando estaba en Mesopotamia, antes de que se estableciese en Jarán
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 2
«Cuando cumplió la edad de cuarenta años, se le ocurrió la idea de visitar a sus hermanos, los hijos de Israel.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 23
Pero cuando creyeron a Felipe que anunciaba la Buena Nueva del Reino de Dios y el nombre de Jesucristo, empezaron a bautizarse hombres y mujeres.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 12
Sucedió que, yendo de camino, cuando estaba cerca de Damasco, de repente le rodeó una luz venida del cielo,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 3
Estaba Pedro perplejo pensando qué podría significar la visión que había visto, cuando los hombres enviados por Cornelio, después de preguntar por la casa de Simón, se presentaron en la puerta
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 17
Cuando Pedro entraba salió Cornelio a su encuentro y cayó postrado a sus pies.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 25
Estaba Pedro diciendo estas cosas cuando el Espíritu Santo cayó sobre todos los que escuchaban la Palabra.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 44
así que cuando Pedro subió a Jerusalén, los de la circuncisión se lo reprochaban,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 2
«Había empezado yo a hablar cuando cayó sobre ellos el Espíritu Santo, como al principio había caído sobre nosotros.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 15
Los que se habían dispersado cuando la tribulación originada a la muerte de Esteban, llegaron en su recorrido hasta Fenicia, Chipre y Antioquía, sin predicar la Palabra a nadie más que a los judíos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 19
Cuando llegó y vio la gracia de Dios se alegró y exhortaba a todos a permanecer, con corazón firme, unidos al Señor,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 23
Cuando ya Herodes le iba a presentar, aquella misma noche estaba Pedro durmiendo entre dos soldados, atado con dos cadenas
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 6
Cuando vino el día hubo un alboroto no pequeño entre los soldados, sobre qué habría sido de Pedro.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 18
Y cuando hubieron cumplido todo lo que referente a él estaba escrito, le bajaron del madero, y le pusieron en el sepulcro.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 29
Cuando terminaron de hablar, tomó Santiago la palabra y dijo: «Hermanos, escuchadme.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 13
Cuando ella y los de su casa recibieron el bautismo, suplicó: «Si juzgáis que soy fiel al Señor, venid y quedaos en mi casa.» Y nos obligó a ir.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 16, Verso 15
Pero cuando los judíos de Tesalónica se enteraron de que también en Berea había predicado Pablo la Palabra de Dios, fueron también allá, y agitaron y alborotaron a la gente.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 13
Cuando llegaron de Macedonia Silas y Timoteo, Pablo se dedicó enteramente a la Palabra, dando testimonio ante los judíos de que el Cristo era Jesús.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 5
Iba Pablo a abrir la boca cuando Galión dijo a los judíos: «Si se tratara de algún crimen o mala acción, yo os escucharía, judíos, con calma, como es razón.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 14
les preguntó: «¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando abrazasteis la fe?» Ellos contestaron: «Pero si nosotros no hemos oído decir siquiera que exista el Espíritu Santo.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 2
Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 5
Cuando el magistrado logró calmar a la gente, dijo: «Efesios, ¿quién hay que no sepa que la ciudad de los efesios es la guardiana del templo de la gran Artemisa y de su estatua caída del cielo?
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 35
Cuando hubo cesado el tumulto, Pablo mandó llamar a los discípulos, los animó, se despidió de ellos y salió camino de Macedonia.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 1
Pasó allí tres meses. Los judíos tramaron una conjuración contra él cuando estaba a punto de embarcarse para Siria
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 3
Cuando nos alcanzó en Asso, le tomamos a bordo y llegamos a Mitilene.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 14
Cuando llegaron donde él, les dijo: «Vosotros sabéis cómo me comporté siempre con vosotros, desde el primer día que entré en Asia,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 18
cómo no me acobardé cuando en algo podía seros útil
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 20
Cuando se nos pasaron aquellos días, salimos y nos pusimos en camino. Todos nos acompañaron con sus mujeres e hijos, hasta las afueras de la ciudad. En la playa nos pusimos de rodillas y oramos
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 5
Entonces Pablo tomó al día siguiente a los hombres, y habiéndose purificado con ellos, entró en el Templo para declarar el cumplimiento del plazo de los días de la purificación cuando se había de presentar la ofrenda por cada uno de ellos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 26
Cuando estaban ya para cumplirse los siete días, los judíos venidos de Asia le vieron en el Templo, revolvieron a todo el pueblo, le echaron mano
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 27
Intentaban darle muerte, cuando subieron a decir al tribuno de la cohorte: «Toda Jerusalén está revuelta.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 31
Cuando llegó a las escaleras, tuvo que ser llevado a hombros por los soldados a causa de la violencia de la gente
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 35
Cuando iban ya a meterle en el cuartel, Pablo dijo al tribuno: «¿Me permites decirte una palabra?» El le contestó: «Pero, ¿sabes griego?
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 37
y cuando se derramó la sangre de tu testigo Esteban, yo también me hallaba presente, y estaba de acuerdo con los que le mataban y guardaba sus vestidos."
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 20
Cuando le tenían estirado con las correas, dijo Pablo al centurión que estaba allí: «¿Os es lícito azotar a un ciudadano romano sin haberle juzgado?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 25
Este hombre había sido apresado por los judíos y estaban a punto de matarlo cuando, al saber que era romano, acudí yo con la tropa y le libré de sus manos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 27
«Te oiré cuando estén también presentes tus acusadores.» Y mandó custodiarle en el pretorio de Herodes.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 35
o si no, que digan estos mismos qué crimen hallaron en mí cuando comparecí ante el Sanedrín,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 20
Félix, que estaba bien informado en lo referente al Camino, les dio largas diciendo: «Cuando baje el tribuno Lisias decidiré vuestro asunto.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 22
«Todos los judíos conocen mi vida desde mi juventud, desde cuando estuve en el seno de mi nación, en Jerusalén.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 4
Cuando se decidió que nos embarcásemos rumbo a Italia, fueron confiados Pablo y algunos otros prisioneros a un centurión de la cohorte Augusta, llamado Julio.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 1
Era ya la décima cuarta noche que íbamos a la deriva por el Adriático, cuando hacia la media noche presintieron los marineros la proximidad de tierra.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 27
Cuando vino el día, los marineros no reconocían la tierra
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 39
Los nativos, cuando vieron el animal colgado de su mano, se dijeron unos a otros: «Este hombre es seguramente un asesino
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 4
Cuando entramos en Roma se le permitió a Pablo permanecer en casa particular con un soldado que le custodiara.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 16
Cuando, en desacuerdo entre sí mismos, ya se marchaban, Pablo dijo esta sola cosa: «Con razón habló el Espíritu Santo a vuestros padres por medio del profeta Isaías:
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 25