Ver do Capítulo Verso ao Capítulo Verso
[...]   Por isso julgo que não se deve perturbar aqueles, dentre os gentios, que se convertem a Deus.   [...]

Atos dos Apóstolos: capítulo 15, verso 19

Search results

Term: dias • Found: 107
A estos mismos, después de su pasión, se les presentó dándoles muchas pruebas de que vivía, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca de lo referente al Reino de Dios.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 3
Que Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días».
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 5
Uno de aquellos días Pedro se puso en pie en medio de los hermanos -el número de los reunidos era de unos ciento veinte- y les dijo:
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 15
Sucederá en los últimos días, dice Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 17
Acudían al Templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu, partían el pan por las casas y tomaban el alimento con alegría y sencillez de corazón.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 46
Había un hombre, tullido desde su nacimiento, al que llevaban y ponían todos los días junto a la puerta del Templo llamada Hermosa para que pidiera limosna a los que entraban en el Templo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 2
Y todos los profetas que desde Samuel y sus sucesores han hablado, anunciaron también estos días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 24
¿Es que mientras lo tenías no era tuyo, y una vez vendido no podías disponer del precio? ¿Por qué determinaste en tu corazón hacer esto? Nos has mentido a los hombres, sino a Dios.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 4
y les dijeron: «Hemos hallado la cárcel cuidadosamente cerrada y los guardias firmes ante las puertas
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 23
Después de éste, en los días del empadronamiento, se levantó Judas el Galileo, que arrastró al pueblo en pos de sí
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 37
Por aquellos días, al multiplicarse los discípulos, hubo quejas de los helenistas contra los hebreos, porque sus viudas eran desatendidas en la asistencia cotidiana.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 6, Verso 1
E hicieron aquellos días un becerro y ofrecieron un sacrificio al ídolo e hicieron una fiesta a las obras de sus manos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 41
Nuestros padres que les sucedieron la recibieron y la introdujeron bajo el mando de Josué en el país ocupado por los gentiles, a los que Dios expulsó delante de nuestros padres, hasta los días de David,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 45
Pasó tres días sin ver, sin comer y sin beber.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 9
Tomó alimento y recobró las fuerzas. Estuvo algunos días con los discípulos de Damasco,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 19
Por aquellos días enfermó y murió. La lavaron y la pusieron en la estancia superior.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 37
Cornelio contestó: «Hace cuatro días, a esta misma hora, estaba yo haciendo la oración de nona en mi casa, y de pronto se presentó delante de mí un varón con vestidos resplandecientes,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 30
Y mandó que fueran bautizados en el nombre de Jesucristo. Entonces le pidieron que se quedase algunos días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 48
Por aquellos días bajaron unos profetas de Jerusalén a Antioquía.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 27
Al ver que esto les gustaba a los judíos, llegó también a prender a Pedro. Eran los días de los Azimos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 3
Le apresó, pues, le encarceló y le confió a cuatro escuadras de cuatro soldados para que le custodiasen, con la intención de presentarle delante del pueblo después de la Pascua.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 4
Herodes le hizo buscar y al no encontrarle, procesó a los guardias y mandó ejecutarlos. Después bajó de Judea a Cesarea y se quedó allí.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 19
El se apareció durante muchos días a los que habían subido con él de Galilea a Jerusalén y que ahora son testigos suyos ante el pueblo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 31
Ahora bien, David, después de haber servido en sus días a los designios de Dios, murió, se reunió con sus padres y experimentó la corrupción.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 36
Mirad, los que despreciáis, asombraos y desapareced, porque en vuestros días yo voy a realizar una obra, que no creeréis aunque os la cuenten.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 41
Después de una larga discusión, Pedro se levantó y les dijo: «Hermanos, vosotros sabéis que ya desde los primeros días me eligió Dios entre vosotros para que por mi boca oyesen los gentiles la Palabra de la Buena Nueva y creyeran.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 7
Al cabo de algunos días dijo Pablo a Bernabé: «Volvamos ya a ver cómo les va a los hermanos en todas aquellas ciudades en que anunciamos la palabra del Señor.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 36
de allí pasamos a Filipos, que es una de las principales ciudades de la demarcación de Macedonia, y colonia. En esta ciudad nos detuvimos algunos días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 16, Verso 12
Venía haciendo esto durante muchos días. Cansado Pablo, se volvió y dijo al espíritu: «En nombre de Jesucristo te mando que salgas de ella.» Y en el mismo instante salió.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 16, Verso 18
Pablo se quedó allí todavía bastantes días
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 18
Nosotros, después de los días de los Azimos, nos embarcamos en Filipos y al cabo de cinco días nos unimos a ellos en Tróada donde pasamos siete días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 6
Habiendo encontrado a los discípulos nos quedamos allí siete días. Ellos, iluminados por el Espíritu, decían a Pablo que no subiese a Jerusalén.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 4
Cuando se nos pasaron aquellos días, salimos y nos pusimos en camino. Todos nos acompañaron con sus mujeres e hijos, hasta las afueras de la ciudad. En la playa nos pusimos de rodillas y oramos
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 5
Nos detuvimos allí bastantes días
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 10
Transcurridos estos días y hechos los preparativos de viaje, subimos a Jerusalén.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 15
Entonces Pablo tomó al día siguiente a los hombres, y habiéndose purificado con ellos, entró en el Templo para declarar el cumplimiento del plazo de los días de la purificación cuando se había de presentar la ofrenda por cada uno de ellos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 26
Cuando estaban ya para cumplirse los siete días, los judíos venidos de Asia le vieron en el Templo, revolvieron a todo el pueblo, le echaron mano
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 27
¿No eres tú entonces el egipcio que estos últimos días ha amotinado y llevado al desierto a los 4.000 terroristas?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 38
Cinco días después bajó el Sumo Sacerdote Ananías con algunos ancianos y un tal Tértulo, abogado, y presentaron ante el procurador acusación contra Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 1
Tú mismo lo puedes comprobar: No hace más de doce días que yo subí a Jerusalén en peregrinación.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 11
Y ordenó al centurión que custodiase a Pablo, que le dejase tener alguna libertad y que no impidiese a ninguno de los suyos el asistirle.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 23
Después de unos días vino Félix con su esposa Drusila, que era judía
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 24
Tres días después de haber llegado a la provincia, subió Festo de Cesarea a Jerusalén.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 1
Después de pasar entre ellos no más de ocho o diez días, bajó a Cesarea y al día siguiente se sentó en el tribunal y mandó traer a Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 6
Pasados algunos días, el rey Agripa y Berenice vinieron a Cesarea y fueron a saludar a Festo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 13
Como pasaran allí bastantes días, Festo expuso al rey el caso de Pablo: «Hay aquí un hombre, le dijo, que Félix dejó prisionero.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 14
Atravesamos los mares de Cilicia y Panfilia y llegamos al cabo de quince días a Mira de Licia.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 5
Durante muchos días la navegación fue lenta y a duras penas llegamos a la altura de Gnido. Como el viento no nos dejaba entrar en puerto, navegamos al abrigo de Creta por la parte de Salmone
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 7
Durante muchos días no apareció el sol ni las estrellas
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 20
Hacía ya días que no habíamos comido
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 21
Mientras esperaban que se hiciera de día, Pablo aconsejaba a todos que tomasen alimento diciendo: «Hace ya catorce días que, en continua expectación, estáis en ayunas, sin haber comido nada.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 33
En las cercanías de aquel lugar tenía unas propiedades el principal de la isla llamado Publio, quien nos recibió y nos dio amablemente hospedaje durante tres días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 7
Arribamos a Siracusa y permanecimos allí tres días.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 12
Desde allí, costeando, llegamos a Regio. Al día siguiente se levantó el viento del sur, y al cabo de dos días llegamos a Pozzuoli.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 13
Encontramos allí hermanos y tuvimos el consuelo de permanecer con ellos siete días. Y así llegamos a Roma.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 14
Tres días después convocó a los principales judíos. Una vez reunidos, les dijo: «Hermanos, yo, sin haber hecho nada contra el pueblo ni contra las costumbres de los padres, fui apresado en Jerusalén y entregado en manos de los romanos,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 17
Aos quais também, depois de ter padecido, se apresentou vivo, com muitas e infalíveis provas, sendo visto por eles por espaço de quarenta dias, e falando das coisas concernentes ao reino de Deus.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 1, Verso 3
Porque, na verdade, João batizou com água, mas vós sereis batizados com o Espírito Santo, não muito depois destes dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 1, Verso 5
E naqueles dias, levantando-se Pedro no meio dos discípulos (ora a multidão junta era de quase cento e vinte pessoas) disse:
Atos dos Apóstolos, Capítulo 1, Verso 15
E nos últimos dias acontecerá, diz Deus, Que do meu Espírito derramarei sobre toda a carne
Atos dos Apóstolos, Capítulo 2, Verso 17
E também do meu Espírito derramarei sobre os meus servos e as minhas servas naqueles dias, e profetizarão
Atos dos Apóstolos, Capítulo 2, Verso 18
E, perseverando unânimes todos os dias no templo, e partindo o pão em casa, comiam juntos com alegria e singeleza de coração,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 2, Verso 46
Louvando a Deus, e caindo na graça de todo o povo. E todos os dias acrescentava o Senhor à igreja aqueles que se haviam de salvar.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 2, Verso 47
E era trazido um homem que desde o ventre de sua mãe era coxo, o qual todos os dias punham à porta do templo, chamada Formosa, para pedir esmola aos que entravam.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 3, Verso 2
Sim, e todos os profetas, desde Samuel, todos quantos depois falaram, também predisseram estes dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 3, Verso 24
Porque antes destes dias levantou-se Teudas, dizendo ser alguém
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 36
Depois deste levantou-se Judas, o galileu, nos dias do alistamento, e levou muito povo após si
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 37
E todos os dias, no templo e nas casas, não cessavam de ensinar, e de anunciar a Jesus Cristo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 42
Ora, naqueles dias, crescendo o número dos discípulos, houve uma murmuração dos gregos contra os hebreus, porque as suas viúvas eram desprezadas no ministério cotidiano.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 6, Verso 1
E naqueles dias fizeram o bezerro, e ofereceram sacrifícios ao ídolo, e se alegraram nas obras das suas mãos.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 7, Verso 41
O qual, nossos pais, recebendo-o também, o levaram com Josué quando entraram na posse das nações que Deus lançou para fora da presença de nossos pais, até aos dias de Davi,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 7, Verso 45
E esteve três dias sem ver, e não comeu nem bebeu.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 9
E, tendo comido, ficou confortado. E esteve Saulo alguns dias com os discípulos que estavam em Damasco.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 19
E, tendo passado muitos dias, os judeus tomaram conselho entre si para o matar.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 23
E aconteceu naqueles dias que, enfermando ela, morreu
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 37
E ficou muitos dias em Jope, com um certo Simão curtidor.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 43
E disse Cornélio: Há quatro dias estava eu em jejum até esta hora, orando em minha casa à hora nona.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 10, Verso 30
E mandou que fossem batizados em nome do Senhor. Então rogaram-lhe que ficasse com eles por alguns dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 10, Verso 48
E naqueles dias desceram profetas de Jerusalém para Antioquia.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 11, Verso 27
E, vendo que isso agradara aos judeus, continuou, mandando prender também a Pedro. E eram os dias dos ázimos.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 12, Verso 3
E ele por muitos dias foi visto pelos que subiram com ele da Galiléia a Jerusalém, e são suas testemunhas para com o povo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 13, Verso 31
E alguns dias depois, disse Paulo a Barnabé: Tornemos a visitar nossos irmãos por todas as cidades em que já anunciamos a palavra do Senhor, para ver como estão.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 15, Verso 36
E isto fez ela por muitos dias. Mas Paulo, perturbado, voltou-se e disse ao espírito: Em nome de Jesus Cristo, te mando que saias dela. E na mesma hora saiu.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 16, Verso 18
De sorte que disputava na sinagoga com os judeus e religiosos, e todos os dias na praça com os que se apresentavam.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 17, Verso 17
E Paulo, ficando ainda ali muitos dias, despediu-se dos irmãos, e dali navegou para a Síria, e com ele Priscila e Áqüila, tendo rapado a cabeça em Cencréia, porque tinha voto.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 18, Verso 18
Mas, como alguns deles se endurecessem e não obedecessem, falando mal do Caminho perante a multidão, retirou-se deles, e separou os discípulos, disputando todos os dias na escola de um certo Tirano.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 19, Verso 9
E, depois dos dias dos pães ázimos, navegamos de Filipos, e em cinco dias fomos ter com eles a Trôade, onde estivemos sete dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 20, Verso 6
E, achando discípulos, ficamos ali sete dias
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 4
E, havendo passado ali aqueles dias, saímos, e seguimos nosso caminho, acompanhando-nos todos, com suas mulheres e filhos até fora da cidade
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 5
E, demorando-nos ali por muitos dias, chegou da Judéia um profeta, por nome Ágabo
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 10
E depois daqueles dias, havendo feito os nossos preparativos, subimos a Jerusalém.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 15
Então Paulo, tomando consigo aqueles homens, entrou no dia seguinte no templo, já santificado com eles, anunciando serem já cumpridos os dias da purificação
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 26
E quando os sete dias estavam quase a terminar, os judeus da Ásia, vendo-o no templo, alvoroçaram todo o povo e lançaram mão dele,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 27
Não és tu porventura aquele egípcio que antes destes dias fez uma sedição e levou ao deserto quatro mil salteadores?
Atos dos Apóstolos, Capítulo 21, Verso 38
E, cinco dias depois, o sumo sacerdote Ananias desceu com os anciãos, e um certo Tértulo, orador, os quais compareceram perante o presidente contra Paulo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 24, Verso 1
Pois bem podes saber que não há mais de doze dias que subi a Jerusalém a adorar
Atos dos Apóstolos, Capítulo 24, Verso 11
E alguns dias depois, vindo Félix com sua mulher Drusila, que era judia, mandou chamar a Paulo, e ouviu-o acerca da fé em Cristo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 24, Verso 24
Entrando, pois, Festo na província, subiu dali a três dias de Cesaréia a Jerusalém.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 25, Verso 1
E, havendo-se demorado entre eles mais de dez dias, desceu a Cesaréia
Atos dos Apóstolos, Capítulo 25, Verso 6
E, passados alguns dias, o rei Agripa e Berenice vieram a Cesaréia, a saudar Festo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 25, Verso 13
E, como ali ficassem muitos dias, Festo contou ao rei os negócios de Paulo, dizendo: Um certo homem foi deixado por Félix aqui preso,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 25, Verso 14
E, como por muitos dias navegássemos vagarosamente, havendo chegado apenas defronte de Cnido, não nos permitindo o vento ir mais adiante, navegamos abaixo de Creta, junto de Salmone.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 27, Verso 7
E, não aparecendo, havia já muitos dias, nem sol nem estrelas, e caindo sobre nós uma não pequena tempestade, fugiu-nos toda a esperança de nos salvarmos.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 27, Verso 20
E ali, próximo daquele lugar, havia umas herdades que pertenciam ao principal da ilha, por nome Públio, o qual nos recebeu e hospedou benignamente por três dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 28, Verso 7
E, chegando a Siracusa, ficamos ali três dias.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 28, Verso 12
Onde, achando alguns irmãos, nos rogaram que por sete dias ficássemos com eles
Atos dos Apóstolos, Capítulo 28, Verso 14
E aconteceu que, três dias depois, Paulo convocou os principais dos judeus e, juntos eles, lhes disse: Homens irmãos, não havendo eu feito nada contra o povo, ou contra os ritos paternos, vim contudo preso desde Jerusalém, entregue nas mãos dos romanos
Atos dos Apóstolos, Capítulo 28, Verso 17