Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Agripa dijo a Festo: «Podía ser puesto en libertad este hombre si no hubiera apelado al César.»   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 26, verso 32

Search results

Term: estaban • Found: 21
Los que estaban reunidos le preguntaron: «Señor, ¿es en este momento cuando vas a restablecer el Reino de Israel?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 6
Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 1
Todos estaban estupefactos y perplejos y se decían unos a otros: «¿Qué significa esto?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 12
Estaban hablando al pueblo, cuando se les presentaron los sacerdotes, el jefe de la guardia del Templo y los saduceos,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 1
Viendo la valentía de Pedro y Juan, y sabiendo que eran hombres sin instrucción ni cultura, estaban maravillados. Reconocían, por una parte, que habían estado con Jesús
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 13
Acabada su oración, retembló el lugar donde estaban reunidos, y todos quedaron llenos del Espíritu Santo y predicaban la Palabra de Dios con valentía.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 31
Fijando en él la mirada todos los que estaban sentados en el Sanedrín, vieron su rostro como el rostro de un ángel.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 6, Verso 15
Al día siguiente se les presentó mientras estaban peleándose y trataba de ponerles en paz diciendo: "Amigos, que sois hermanos, ¿por qué os maltratáis uno a otro?"
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 26
Y todos, desde el menor hasta el mayor, le prestaban atención y decían: «Este es la Potencia de Dios llamada la Grande.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 10
Le prestaban atención porque les había tenido atónitos por mucho tiempo con sus artes mágicas.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 11
Al enterarse los apóstoles que estaban en Jerusalén de que Samaria había aceptado la Palabra de Dios, les enviaron a Pedro y a Juan.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 14
Pero Saulo tuvo conocimiento de su determinación. Hasta las puertas estaban guardadas día y noche para poderle matar.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 24
Mientras estaban celebrando el culto del Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo: «Separadme ya a Bernabé y a Saulo para la obra a la que los he llamado.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 2
Hacia la media noche Pablo y Silas estaban en oración cantando himnos a Dios
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 16, Verso 25
Cuando estaban ya para cumplirse los siete días, los judíos venidos de Asia le vieron en el Templo, revolvieron a todo el pueblo, le echaron mano
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 21, Verso 27
Los que estaban vieron la luz, pero no oyeron la voz del que me hablaba.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 9
Pero los que estaban a su lado le dijeron: «¿Insultas al Sumo Sacerdote de Dios?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 4
Este hombre había sido apresado por los judíos y estaban a punto de matarlo cuando, al saber que era romano, acudí yo con la tropa y le libré de sus manos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 27
El rey, el procurador, Berenice y los que con ellos estaban sentados se levantaron,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 30
Los marineros intentaban escapar de la nave, y estaban ya arriando el bote con el pretexto de echar los cables de las anclas de proa.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 30
Ellos estaban esperando que se hincharía o que caería muerto de repente
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 28, Verso 6