Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado lo que vosotros veis y oís.   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 2, verso 33

Search results

Term: sumo • Found: 35
el Sumo Sacerdote Anás, Caifás, Jonatán, Alejandro y cuantos eran de la estirpe de sumos sacerdotes.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 6
Una vez libres, vinieron a los suyos y les contaron todo lo que les habían dicho los sumos sacerdotes y ancianos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 23
Entonces se levantó el Sumo Sacerdote, y todos los suyos, los de la secta de los saduceos, y llenos de envidia,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 17
Obedecieron, y al amanecer entraron en el Templo y se pusieron a enseñar. Llegó el Sumo Sacerdote con los suyos, convocaron el Sanedrín y todo el Senado de los hijos de Israel, y enviaron a buscarlos a la cárcel.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 21
Cuando oyeron esto, tanto el jefe de la guardia del Templo como los sumos sacerdotes se preguntaban perplejos qué podía significar aquello.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 24
Les trajeron, pues, y les presentaron en el Sanedrín. El Sumo Sacerdote les interrogó
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 27
El Sumo Sacerdote preguntó: «¿Es así?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 1
Entretanto Saulo, respirando todavía amenazas y muertes contra los discípulos del Señor, se presentó al Sumo Sacerdote,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 1
y que está aquí con poderes de los sumos sacerdotes para apresar a todos los que invocan tu nombre.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 14
Todos los que le oían quedaban atónitos y decían: «¿No es éste el que en Jerusalén perseguía encarnizadamente a los que invocaban ese nombre, y no ha venido aquí con el objeto de llevárselos atados a los sumos sacerdotes?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 21
Eran siete hijos de un tal Esceva, sumo sacerdote judío, los que hacían esto.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 14
como puede atestiguármelo el Sumo Sacerdote y todo el Consejo de ancianos. De ellos recibí también cartas para los hermanos de Damasco y me puse en camino con intención de traer también encadenados a Jerusalén a todos los que allí había, para que fueran castigados.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 5
Al día siguiente, queriendo averiguar con certeza de qué le acusaban los judíos, le sacó de la cárcel y mandó que se reunieran los sumos sacerdotes y todo el Sanedrín
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 30
Pero el Sumo Sacerdote Ananías mandó a los que le asistían que le golpeasen en la boca.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 2
Pero los que estaban a su lado le dijeron: «¿Insultas al Sumo Sacerdote de Dios?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 4
Pablo contestó: «No sabía, hermanos, que fuera el Sumo Sacerdote
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 5
Estos, pues, se presentaron a los sumos sacerdotes y a los ancianos y le dijeron: «Bajo anatema nos hemos comprometido a no probar cosa alguna hasta que no hayamos dado muerte a Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 14
Cinco días después bajó el Sumo Sacerdote Ananías con algunos ancianos y un tal Tértulo, abogado, y presentaron ante el procurador acusación contra Pablo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 1
Los sumos sacerdotes y los principales de los judíos le presentaron acusación contra Pablo e insistentemente
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 2
Estando yo en Jerusalén presentaron contra él acusación los sumos sacerdotes y los ancianos de los judíos, pidiendo contra él sentencia condenatoria.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 15
Así lo hice en Jerusalén y, con poderes recibidos de los sumos sacerdotes, yo mismo encerré a muchos santos en las cárceles
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 10
«En este empeño iba hacia Damasco con plenos poderes y comisión de los sumos sacerdotes
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 12
E Anás, o sumo sacerdote, e Caifás, e João, e Alexandre, e todos quantos havia da linhagem do sumo sacerdote.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 4, Verso 6
E, levantando-se o sumo sacerdote, e todos os que estavam com ele (e eram eles da seita dos saduceus), encheram-se de inveja,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 17
E, ouvindo eles isto, entraram de manhã cedo no templo, e ensinavam. Chegando, porém, o sumo sacerdote e os que estavam com ele, convocaram o conselho, e a todos os anciãos dos filhos de Israel, e enviaram ao cárcere, para que de lá os trouxessem.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 21
Então o sumo sacerdote, o capitão do templo e os chefes dos sacerdotes, ouvindo estas palavras, estavam perplexos acerca deles e do que viria a ser aquilo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 24
E, trazendo-os, os apresentaram ao conselho. E o sumo sacerdote os interrogou,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 5, Verso 27
E disse o sumo sacerdote: Porventura é isto assim?
Atos dos Apóstolos, Capítulo 7, Verso 1
E Saulo, respirando ainda ameaças e mortes contra os discípulos do Senhor, dirigiu-se ao sumo sacerdote.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 9, Verso 1
Como também o sumo sacerdote me é testemunha, e todo o conselho dos anciãos. E, recebendo destes cartas para os irmãos, fui a Damasco, para trazer maniatados para Jerusalém aqueles que ali estivessem, a fim de que fossem castigados.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 22, Verso 5
Mas o sumo sacerdote, Ananias, mandou aos que estavam junto dele que o ferissem na boca.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 23, Verso 2
E os que ali estavam disseram: Injurias o sumo sacerdote de Deus?
Atos dos Apóstolos, Capítulo 23, Verso 4
E Paulo disse: Não sabia, irmãos, que era o sumo sacerdote
Atos dos Apóstolos, Capítulo 23, Verso 5
E, cinco dias depois, o sumo sacerdote Ananias desceu com os anciãos, e um certo Tértulo, orador, os quais compareceram perante o presidente contra Paulo.
Atos dos Apóstolos, Capítulo 24, Verso 1
E o sumo sacerdote e os principais dos judeus compareceram perante ele contra Paulo, e lhe rogaram,
Atos dos Apóstolos, Capítulo 25, Verso 2