Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   Cuidad, pues, de que no sobrevenga lo que dijeron los Profetas:   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 13, verso 40

Search results

Term: tiempo • Found: 28
El les contestó: «A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 7
«Conviene, pues, que de entre los hombres que anduvieron con nosotros todo el tiempo que el Señor Jesús convivió con nosotros,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 21
a fin de que del Señor venga el tiempo de la consolación y envíe al Cristo que os había sido destinado, a Jesús,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 20
a quien debe retener el cielo hasta el tiempo de la restauración universal, de que Dios habló por boca de sus santos profetas.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 21
y al mismo tiempo veían de pie, junto a ellos, al hombre que había sido curado
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 14
Porque hace algún tiempo se levantó Teudas, que pretendía ser alguien y que reunió a su alrededor unos cuatrocientos hombres
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 36
«Conforme se iba acercando el tiempo de la promesa que Dios había hecho a Abraham, creció el pueblo y se multiplicó en Egipto,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 17
En la ciudad había ya de tiempo atrás un hombre llamado Simón que practicaba la magia y tenía atónito al pueblo de Samaria y decía que él era algo grande.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 9
Le prestaban atención porque les había tenido atónitos por mucho tiempo con sus artes mágicas.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 11
Al cabo de bastante tiempo los judíos tomaron la decisión de matarle.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 23
Pedro permaneció en Joppe bastante tiempo en casa de un tal Simón, curtidor.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 9, Verso 43
Uno de ellos, llamado Agabo, movido por el Espíritu, se levantó y profetizó que vendría una gran hambre sobre toda la tierrra, la que hubo en tiempo de Claudio.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 28
Por aquel tiempo el rey Herodes echó mano a algunos de la Iglesia para maltratarlos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 12, Verso 1
Pues ahora, mira la mano del Señor sobre ti. Te quedarás ciego y no verás el sol hasta un tiempo determinado.» Al instante cayeron sobre él oscuridad y tinieblas y daba vueltas buscando quien le llevase de la mano.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 11
Con todo se detuvieron allí bastante tiempo, hablando con valentía del Señor que les concedía obrar por sus manos señales y prodigios, dando así testimonio de la predicación de su gracia.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 14, Verso 3
Y permanecieron no poco tiempo con los discípulos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 14, Verso 28
Porque desde tiempos antiguos Moisés tiene en cada ciudad sus predicadores y es leído cada sábado en las sinagogas.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 21
Pasado algún tiempo, fueron despedidos en paz por los hermanos para volver a los que los habían enviado.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 33
Todos los atenienses y los forasteros que allí residían en ninguna otra cosa pasaban el tiempo sino en decir u oír la última novedad.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 21
El creó, de un solo principio, todo el linaje humano, para que habitase sobre toda la faz de la tierra fijando los tiempos determinados y los límites del lugar donde habían de habitar,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 26
«Dios, pues, pasando por alto los tiempos de la ignorancia, anuncia ahora a los hombres que todos y en todas partes deben convertirse,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 30
Le rogaron que se quedase allí más tiempo, pero no accedió,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 20
Después de pasar allí algún tiempo marchó a recorrer una tras otra las regiones de Galacia y Frigia para fortalecer a todos los discípulos.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 23
Envió a Macedonia a dos de sus auxiliares, Timoteo y Erasto, mientras él se quedaba algún tiempo en Asia.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 22
Pablo había resuelto pasar de largo por Éfeso, para no perder tiempo en Asia. Se daba prisa, porque quería estar, si le era posible, el día de Pentecostés en Jerusalén.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 16
Esperaba al mismo tiempo Félix que Pablo le diese dinero
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 26
Ellos me conocen de mucho tiempo atrás y si quieren pueden testificar que yo he vivido como fariseo conforme a la secta más estricta de nuestra religión.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 5
Había transcurrido bastante tiempo y la navegación era peligrosa, pues incluso había ya pasado el Ayuno. Pablo les advertía:
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 9