Ver da Capítulo Verso Capítulo Verso
[...]   mientras que nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra.»   [...]

Hechos de los Apóstoles: capítulo 6, verso 4

Search results

Term: vosotros • Found: 54
Que Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados en el Espíritu Santo dentro de pocos días».
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 5
El les contestó: «A vosotros no os toca conocer el tiempo y el momento que ha fijado el Padre con su autoridad,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 7
sino que recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 1, Verso 8
No están éstos borrachos, como vosotros suponéis, pues es la hora tercia del día,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 15
«Israelitas, escuchad estas palabras: A Jesús, el Nazoreo, hombre acreditado por Dios entre vosotros con milagros, prodigios y señales que Dios hizo por su medio entre vosotros, como vosotros mismos sabéis,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 22
a éste, que fue entregado según el determinado designio y previo conocimiento de Dios, vosotros le matasteis clavándole en la cruz por mano de los impíos
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 23
Y exaltado por la diestra de Dios, ha recibido del Padre el Espíritu Santo prometido y ha derramado lo que vosotros veis y oís.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 33
«Sepa, pues, con certeza toda la casa de Israel que Dios ha constituido Señor y Cristo a este Jesús a quien vosotros habéis crucificado.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 36
Pedro les contestó: «Convertíos y que cada uno de vosotros se haga bautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 38
pues la Promesa es para vosotros y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos, para cuantos llame el Señor Dios nuestro.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 2, Verso 39
El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, a quien vosotros entregasteis y de quien renegasteis ante Pilato, cuando éste estaba resuelto a ponerle en libertad.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 13
Vosotros renegasteis del Santo y del Justo, y pedisteis que se os hiciera gracia de un asesino,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 14
Y por la fe en su nombre, este mismo nombre ha restablecido a éste que vosotros veis y conocéis
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 16
«Vosotros sois los hijos de los profetas y de la alianza que Dios estableció con vuestros padres al decir a Abraham: En tu descendencia serán bendecidas todas las familias de la tierra.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 25
Para vosotros en primer lugar ha resucitado Dios a su Siervo y le ha enviado para bendeciros, apartándoos a cada uno de vuestras iniquidades.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 3, Verso 26
Les pusieron en medio y les preguntaban: «¿Con qué poder o en nombre de quién habéis hecho vosotros eso?»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 7
sabed todos vosotros y todo el pueblo de Israel que ha sido por el nombre de Jesucristo, el Nazoreo, a quien vosotros crucificasteis y a quien Dios resucitó de entre los muertos
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 10
El es la piedra que vosotros, los constructores, habéis despreciado y que se ha convertido en piedra angular.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 11
Mas Pedro y Juan les contestaron: «Juzgad si es justo delante de Dios obedeceros a vosotros más que a Dios.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 4, Verso 19
y les dijo: «Os prohibimos severamente enseñar en ese nombre, y sin embargo vosotros habéis llenado Jerusalén con vuestra doctrina y queréis hacer recaer sobre nosotros la sangre de ese hombre.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 28
El Dios de nuestros padres resucitó a Jesús a quien vosotros disteis muerte colgándole de un madero.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 5, Verso 30
Por tanto, hermanos, buscad de entre vosotros a siete hombres, de buena fama, llenos de Espíritu y de sabiduría, y los pondremos al frente de este cargo
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 6, Verso 3
Entonces salió de la tierra de los caldeos y se estableció en Jarán. Y después de morir su padre, Dios le hizo emigrar de allí a esta tierra que vosotros habitáis ahora.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 4
«¡Duros de cerviz, incircuncisos de corazón y de oídos! ¡Vosotros siempre resistís al Espíritu Santo! ¡Como vuestros padres, así vosotros!
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 51
¿A qué profeta no persiguieron vuestros padres? Ellos mataron a los que anunciaban de antemano la venida del Justo, de aquel a quien vosotros ahora habéis traicionado y asesinado
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 52
vosotros que recibisteis la Ley por mediación de ángeles y no la habéis guardado.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 7, Verso 53
Simón respondió: «Rogad vosotros al Señor por mí, para que no venga sobre mí ninguna de esas cosas que habéis dicho.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 8, Verso 24
Y les dijo: «Vosotros sabéis que no le está permitido a un judío juntarse con un extranjero ni entrar en su casa
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 28
Vosotros sabéis lo sucedido en toda Judea, comenzando por Galilea, después que Juan predicó el bautismo
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 10, Verso 37
Me acordé entonces de aquellas palabras que dijo el Señor: Juan bautizó con agua, pero vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 11, Verso 16
Al final de su carrera, Juan decía: "Yo no soy el que vosotros os pensáis, sino mirad que viene detrás de mí aquel a quien no soy digno de desatar las sandalias de los pies."
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 25
«Hermanos, hijos de la raza de Abraham, y cuantos entre vosotros temen a Dios: a vosotros ha sido enviada esta Palabra de salvación.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 26
Entonces dijeron con valentía Pablo y Bernabé: «Era necesario anunciaros a vosotros en primer lugar la Palabra de Dios
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 13, Verso 46
«Amigos, ¿por qué hacéis esto? Nosotros somos también hombres, de igual condición que vosotros, que os predicamos que abandonéis estas cosas vanas y os volváis al Dios vivo que hizo el cielo, la tierra, el mar y cuanto en ellos hay,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 14, Verso 15
Después de una larga discusión, Pedro se levantó y les dijo: «Hermanos, vosotros sabéis que ya desde los primeros días me eligió Dios entre vosotros para que por mi boca oyesen los gentiles la Palabra de la Buena Nueva y creyeran.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 7
hemos decidido de común acuerdo elegir algunos hombres y enviarlos donde vosotros, juntamente con nuestros queridos Bernabé y Pablo,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 15, Verso 25
Pablo, de pie en medio del Areópago, dijo: «Atenienses, veo que vosotros sois, por todos los conceptos, los más respetuosos de la divinidad.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 22
pues en él vivimos, nos movemos y existimos, como han dicho algunos de vosotros: "Porque somos también de su linaje."
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 17, Verso 28
Pero como se trata de discusiones sobre palabras y nombres y cosas de vuestra Ley, allá vosotros. Yo no quiero ser juez en estos asuntos.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 15
sino que se despidió diciéndoles: «Volveré a vosotros otra vez, si Dios quiere.» Y embarcándose marchó de Éfeso.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 18, Verso 21
reunió a éstos y también a los obreros de este ramo y les dijo: «Compañeros, vosotros sabéis que a esta industria debemos el bienestar
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 19, Verso 25
Cuando llegaron donde él, les dijo: «Vosotros sabéis cómo me comporté siempre con vosotros, desde el primer día que entré en Asia,
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 18
«Y ahora yo sé que ya no volveréis a ver mi rostro ninguno de vosotros, entre quienes pasé predicando el Reino.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 25
«Tened cuidado de vosotros y de toda la grey, en medio de la cual os ha puesto el Espíritu Santo como vigilantes para pastorear la Iglesia de Dios, que él se adquirió con la sangre de su propio hijo.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 28
«Yo sé que, después de mi partida, se introducirán entre vosotros lobos crueles que no perdonarán al rebaño
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 29
y también que de entre vosotros mismos se levantarán hombres que hablarán cosas perversas, para arrastrar a los discípulos detrás de sí.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 30
Por tanto, vigilad y acordaos que durante tres años no he cesado de amonestaros día y noche con lágrimas a cada uno de vosotros.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 31
Vosotros sabéis que estas manos proveyeron a mis necesidades y a las de mis compañeros.
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 20, Verso 34
«Hermanos y padres, escuchad la defensa que ahora hago ante vosotros.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 22, Verso 1
Vosotros por vuestra parte, de acuerdo con el Sanedrín, indicad al tribuno que os lo baje donde vosotros, como si quisierais examinar más a fondo su caso
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 23, Verso 15
a no ser este solo grito que yo lancé estando en medio de ellos: "Yo soy juzgado hoy por vosotros a causa de la resurrección de los muertos.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 24, Verso 21
«Que bajen conmigo, les dijo, los que entre vosotros tienen autoridad y si este hombre es culpable en algo, formulen acusación contra él.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 25, Verso 5
¿Por qué tenéis vosotros por increíble que Dios resucite a los muertos?
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 26, Verso 8
Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados: «Si no se quedan éstos en la nave, vosotros no os podréis salvar.»
Hechos de los Apóstoles, Capítulo 27, Verso 31